Marco teórico

Tema: Panorama de los derechos político-electorales de las personas LGBTTTI en México

  • Antecedentes del tema

Al hablar de derechos humanos, hay que destacar que el conjunto de éstos se encuentran en una situación de paridad o de horizontalidad jerárquicamente hablando y que ningún derecho está por encima de otro por lo cual es de suma trascendencia hablar de los derechos político-electorales como si se tratara de alguno de los otros derechos humanos tales como el derecho a la vida, a la educación, al libre desarrollo de la personalidad, a la igualdad jurídica, a la salud, a la no discriminación, a la no tortura, a la libertad de culto, de expresión o de manifestación.

Sin embargo dentro de los derechos humanos enumerados anteriormente a algunos siempre se les presta más atención como si unos fueran más necesarios o primordiales que otros, razón por la cual vale la pena pensar y repensar un poco en qué momento de nuestro acontecer político y social se encuentra la situación de los derechos político-electorales de la Diversidad Sexual en nuestro país, esto en el marco de las características de los derechos humanos consagradas en el Artículo 1° constitucional haciendo referencia a los principios de interdependencia e indivisibilidad.

En este sentido, la situación de las personas que pertenecen a la Diversidad Sexual en México con respecto a sus derechos humanos aún es endeble y no pocos activistas mencionarían que el panorama se puede resumir en una situación precaria, frágil y de alta vulnerabilidad debido a la falta de un verdadero Estado de derecho que garantice el acceso, ejercicio y protección de todos los derechos humanos consagrados en la constitución para las personas LGBTTTI.

Sin embargo, no todo es derrotismo o forma parte de un escenario desolador y oscuro ya que si bien aún hace falta mucho camino por avanzar y objetivos que cumplir y metas que lograr, esto puede visualizarse en un horizonte no muy lejano si se realiza en conjunto tanto de particulares como activistas, organizaciones y colectivos así como dependencias, instancias e instituciones de los tres órdenes de gobierno y los tres poderes de la unión, que incluya tanto a funcionarios, servidores públicos y por supuesto a sus líderes y cabezas de la administración pública, sin dejar de lado que este trabajo debe llevarse a cabo en conjunción y a la vez de la mano con periodistas, profesionales de las diversas ramas del conocimiento que formen parte de la academia y por supuesto y fundamentalmente con la sociedad mexicana a través de sus familias reconociendo la multiplicidad de modelos en su composición y configuración de éstas.

Dicho lo anterior, hablar de los derechos político-electorales de las personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transexuales, transgénero e intersexuales en México es un tema aún pendiente en la agenda no sólo de legisladores y políticos, sino que desde la academia y desde la investigación llevada a cabo por activistas y organizaciones no gubernamentales y asociaciones civiles no se ha prestado el debido interés que este tema demanda.

Es por eso que vale la pena destacar de manera particular el trabajo de investigación y análisis que ha llevado a cabo la funcionaria electoral del Instituto Nacional Electoral (INE) y activista Rebeca Garza, mujer trans quien en julio de 2017 recibió el grado de maestra con mención honorífica por parte del INE y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) con la tesis “Violencias de género y participación político electoral de las personas trans* en México desde 1990 dentro del sistema electoral mexicano”; de igual forma es importante hacer mención de que Rebeca Garza fue nombrada en marzo de 2019 como vocal ejecutiva del INE en el distrito 04 del municipio de Santiago de Querétaro, Querétaro y quien con anterioridad se había desempeñado en diversos cargos en dicha institución tales como vocal de capacitación electoral y educación cívica de la Junta local en Oaxaca y presidenta del Centro de Atención a Personas Trans.

En este tenor, hay dos textos primordiales de la autoría de Rebeca Garza que son la piedra angular para este pequeño trabajo de investigación. El primero publicado el 7 de octubre de 2017 en el blog personal de la autora “Yo solo soy” e intitulado: Trans*: entro lo personal y lo político. Violencias de género y participación política electoral de las personas trans* en México desde 1990 dentro del sistema electoral mexicano; y el segundo trabajo publicado el 11 de mayo de 2018 en la revista Animal Político bajo el título: Derechos políticos de las personas trans en México.

En dichos trabajos, Rebeca Garza revisa la situación de los derechos político-electorales de las personas LGBTTTI en México poniendo especial énfasis en la condición de las personas trans y su relación dentro del juego electoral en el entramado del sistema electoral mexicano.

  • Bases teóricas

Con respecto a las bases teóricas tenemos en primer lugar a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la cual  fue proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París, el 10 de diciembre de 1948 durante su 183a sesión plenaria, como un ideal común para todos los pueblos y naciones.

De esta declaración resaltamos parte de su introducción la cual establece que:

“Considerando que los Estados Miembros se han comprometido a asegurar, en cooperación con la Organización de las Naciones Unidas, el respeto universal y efectivo a los derechos y libertades fundamentales del hombre,…

La Asamblea General Proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

Artículo 1 Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos” (Unidas, Naciones Unidas. Derechos Humanos. Oficina del Alto Comisionado, 1948)

Y para nuestro tema particular lo que se establece en el artículo 21 de dicha declaración

“Artículo 21

1. Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país, directamente o por medio de representantes libremente escogidos.

2. Toda persona tiene el derecho de acceso, en condiciones de igualdad, a las funciones públicas de su país.

3. La voluntad del pueblo es la base de la autoridad del poder público; esta voluntad se expresará mediante elecciones auténticas que habrán de celebrarse periódicamente, por sufragio universal e igual y por voto secreto u otro procedimiento equivalente que garantice la libertad del voto.” (Unidas, Naciones Unidas. Derechos Humanos. Oficina del Alto Comisionado, 1948)

Otro instrumento básico en nuestro trabajo es el Pacto Internacional de derechos civiles y políticos, el cual fue adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966 pero su entrada en vigor data del 23 de marzo de 1976.

En dicho pacto se plantea que:

“Reconociendo que, con arreglo a la Declaración Universal de Derechos Humanos, no puede realizarse el ideal del ser humano libre en el disfrute de las libertades civiles y políticas y liberado del temor y de la miseria…

Convienen en los artículos siguientes:…

Artículo 25

Todos los ciudadanos gozarán, sin ninguna de la distinciones mencionadas en el artículo 2, y sin restricciones indebidas, de los siguientes derechos y oportunidades:

a) Participar en la dirección de los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes libremente elegidos;

b) Votar y ser elegidos en elecciones periódicas, auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto que garantice la libre expresión de la voluntad de los electores;

c) Tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas de su país.” (Unidas, Naciones Unidas. Derechos Humanos. Oficina del Alto Comisionado , 1976)

Otro instrumento internacional al cual recurrimos son los llamados Principios de Yogyakarta. Principios sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género.

Esta serie de principios son el resultado de la discusión de un grupo de expertas y expertos en derechos humanos cuyo objetivo fue delinear un conjunto de principios internacionales con base en la orientación sexual y la identidad de género.

Tal como se menciona en su exposición de motivos, los Principios de Yogyakarta pretenden un futuro más promisorio en el que todas las personas que nacen libres e iguales en dignidad puedan realizar sus derechos humanos.

En este sentido destacamos para nuestro tema particular el Principio 25:

“Principio 25.

El derecho a participar en la vida pública

Todas las personas que sean ciudadanas gozarán del derecho a participar en la conducción de los asuntos públicos, incluido el derecho a postularse a cargos electivos, a participar en la formulación de políticas que afecten su bienestar y a tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a todos los niveles de funcionarias y funcionarios públicos y al empleo en funciones públicas, incluso en la policía y las fuerzas armadas, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género.

Los Estados:

  1. Revisarán, enmendarán y promulgarán leyes para asegurar el pleno goce del derecho a participar en la vida y los asuntos públicos y políticos, incluyendo todos los niveles de servicios brindados por los gobiernos y el empleo en funciones públicas, incluso en la policía y las fuerzas armadas, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género y con pleno respeto a la singularidad de cada persona en estos aspectos;
  2. Adoptarán todas las medidas apropiadas para eliminar los estereotipos y prejuicios referidos a la orientación sexual y la identidad de género que impidan o restrinjan la participación en la vida pública;
  3. Garantizarán el derecho de cada persona a participar en la formulación de políticas que afecten su bienestar, sin discriminación basada en su orientación sexual e identidad de género y con pleno respeto por las mismas.” (Yogyakarta, 2007)

Con respecto a los Principios de Yogyakarta, diez años después de establecidos se llevó a cabo una revisión la cual fue llamada Principios de Yogyakarta más 10. Principios adicionales y obligaciones estatales sobre la aplicación de la legislación internacional de los derechos humanos en relación con la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales para complementar los Principios de Yogyakarta, los cuales fueron aprobados el 10 de noviembre de 2017 en Ginebra, Suiza.

De este documento resaltamos las adiciones realizadas al Principio 25

“Relativo al derecho a participar en la vida pública (Principio 25)

Los Estados deberán:

D.   Tomar medidas para garantizar que la orientación sexual, la identidad de género, la expresión de género y las características sexuales no se utilice como motivos para evitar que una persona ejerza su derecho al voto;

E.   Desarrollar e implementar programas de acción afirmativa para promover la participación pública y política de las personas marginadas por motivo de su orientación sexual, Identidad de género, expresión de género o características sexuales.” (Yogyakarta +10, 2017)

La base teórica a nivel nacional en materia político-electoral se encuentra sustentada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en este sentido nuestra carta magna, dispone en su Artículo 1° que “todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte” (Constitución Política, 2019), de igual forma “queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacional, género, edad, discapacidades, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones, preferencias sexuales, estado civil o cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.” (Constitución Política, 2019)

De esta forma, de manera más particular, el reconocimiento jurídico de los derechos político-electorales para las y los mexicanos se encuentra en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en su artículo 35 el cual nos otorga una definición de dichos derechos:

“Artículo 35. Son derechos del ciudadano:

I. Votar en las elecciones populares;

II. Poder ser votadas/os para todos los cargos de elección popular, teniendo las calidades que establezca la ley. El derecho de solicitar el registro de candidatos ante la autoridad electoral corresponde a los partidos políticos así como a los ciudadanos que soliciten su registro de manera independiente y cumplan con los requisitos, condiciones y términos que determine la legislación;

III. Asociarse individual y libremente para tomar parte en forma pacífica en los asuntos políticos del país.” (Constitución Política, 2019)

Por último destacamos la Ley Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminación como parte de nuestro marco teórico ya que ahí se señala en su artículo 2 lo siguiente:

    “Artículo 2.- Corresponde al Estado promover las condiciones para que la libertad y la igualdad de las personas sean reales y efectivas. Los poderes públicos federales deberán eliminar aquellos obstáculos que limiten en los hechos su ejercicio e impidan el pleno desarrollo de las personas así como su efectiva participación en la vida política del país…”

De igual forma, en el Artículo 9, se consideran como discriminación, entre otras:

    “VIII. Impedir la participación en condiciones equitativas en asociaciones civiles, políticas o de cualquier otra índole;

    IX. Negar o condicionar el derecho de participación política y, específicamente, el derecho al sufragio activo o pasivo, la elegibilidad y el acceso a todos los cargos públicos, así como la participación en el desarrollo y ejecución de políticas y programas de gobierno,…” (Discriminación, 2018)

  • Bibliografía

Constitución Política, d. (12 de Abril de 2019). Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Obtenido de Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1_120419.pdf

Discriminación, L. F. (21 de Junio de 2018). Ley Federal para Prevenir y Erradicar la Discriminación. Obtenido de Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/262_210618.pdf

Garza, R. (7 de Octubre de 2017). “Yo solo soy”. Obtenido de Trans*: entre lo personal y lo político. Violencias de género y participación política electoral de las personas trans* en México desde 1990 dentro del sistema electoral mexicano: https://rebecagarza.net/2017/10/07/tesis-violencias-de-genero-y-participacion-politica-electoral-de-las-personas-trans-en-mexico-desde-1990-dentro-del-sistema-electoral-mexicano-por-rebeca-garza/

Garza, R. (11 de Mayo de 2018). Animal Político. Obtenido de Derechos políticos de las personas trans en México: https://www.animalpolitico.com/diversidades-fluidas/derechos-politicos-de-las-personas-trans-en-mexico/

Unidas, N. (10 de Diciembre de 1948). Naciones Unidas. Derechos Humanos. Oficina del Alto Comisionado. Obtenido de Declaración Universal de Derechos Humanos: https://www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf

Unidas, N. (23 de Marzo de 1976). Naciones Unidas. Derechos Humanos. Oficina del Alto Comisionado . Obtenido de Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos: https://www.ohchr.org/Documents/ProfessionalInterest/ccpr_SP.pdf

Yogyakarta +10, P. (10 de Noviembre de 2017). Principios de Yogyakarta +10. Obtenido de Principios adicionales y obligaciones estatales sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual, identidad de género, expresión de género y características sexuales para complementar los Princi: http://yogyakartaprinciples.org/wp-content/uploads/2017/11/A5_yogyakartaWEB-2.pdf

Yogyakarta, P. (Marzo de 2007). Principios de Yogyakarta. Obtenido de Principios sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género: http://yogyakartaprinciples.org/wp-content/uploads/2016/08/principles_sp.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s